seguro y sin contagios fuera de casa espacio medico

¿Cómo mantenerte seguro y sin contagios fuera de casa?

Algunos hemos tenido que regresar a nuestras actividades laborales o por alguna circunstancia, tenemos que salir de nuestra casa, lo que nos pone en riesgo de contagiarnos de Coronavirus  COVID-19, sin embargo, es posible reducir nuestra exposición al virus y seguir ciertos pasos que nos ayudarán a mantenernos seguros, prevenir y evitar enfermarnos.

Pero antes de entrar de lleno al tema, es importante recordar cómo es que nos podemos contagiar, ya que, si eso lo tenemos claro, será más fácil aplicar las medidas de higiene y prevención. Recordemos que la COVID-19 es una enfermedad respiratoria que se transmite a través de las gotas de saliva que, una persona contagiada (sin síntomas) o enferma expulsa al hablar, toser o estornudar. Cuando otra persona sana, respira estas gotas o bien toca superficies donde se han depositado y luego se lleva las manos a los ojos, la nariz o la boca, se contagia y puede enfermar.

Desafortunadamente hasta el momento, todos seguimos expuestos a enfermar, por lo que la clave está en evitar estar cerca o tener contacto con esas gotas de saliva o si por alguna razón ya estuvimos en contacto, hacer ciertas acciones que nos ayuden a “deshacernos” del virus antes de que nos contagiemos.

Por eso es necesario seguir estos 10 consejos como parte de nuestra rutina diaria:

1. Mantén una distancia segura.

Si nos mantenemos a una distancia de al menos un metro y medio de las personas, sobre todo en los lugares cerrados, concurridos o en las filas, estaremos evitando que sus partículas de saliva nos alcancen.

2. Utiliza las escaleras en lugar del elevador.

Con esto estaremos evitando estar en un lugar pequeño y cerrado con más personas, además que estaremos haciendo ejercicio y fortaleciendo el sistema inmunológico. Si por alguna razón, no te es posible utilizar las escaleras, evita entrar al elevador si está lleno, utiliza la medida de metro y medio como referencia para saber si estas a una distancia sana.

Además, procura no tocar los botones o la puerta con la manos o dedos, pues son superficies que han estado en contacto con otras muchas personas, puedes utilizar una llave u otro objeto para apretar los botones, en lugar de hacerlo directamente con la mano.

3. Lleva gel antibacterial.

Las gotas de saliva que alguien expulsa por la boca o la nariz pueden impregnar objetos y superficies. Si tu las tocas, corres el riesgo de contagiarte. Por eso, sal de casa con un pequeño envase con gel antibacterial, que contenga al menos un 60% de alcohol, para poder desinfectarte las manos en caso de tocar algo que pudiera estar contaminado por el virus.

4. Lleva cubrebocas.

Esta comprobado por estudios científicos que, para esta pandemia, el uso del cubrebocas ayuda a disminuir de manera significativa los contagios, la indicación es utilizarlo en lugares concurridos ya sea al aire libre o cerrados, pero cada lugar tendrá su propia recomendación, así que es necesario que la sigas al pie de la letra.

Solo recuerda utilizarlo de manera adecuada, cubrirte siempre la boca y la nariz. Si te lo pones sólo en la boca, en el cuello o colgado en una oreja, no te protegerá y la idea es que evitar que estés en contacto con el virus o si tu lo tienes que contagies a otras personas.

No lo toques con los dedos en la parte interna y sólo retíralo en caso necesario, si lo vas a volver a utilizar asegúrate de guardarlo en una bolsa de plástico, separado de tus cosas, para evitar contaminarlas.

Puedes utilizar de tela lavable o desechables de dos o tres capas, y como detalle solidario evita utilizar cubrebocas destinados al personal de salud o a las personas que tratan con enfermos, ya que eso podría generar desabasto a quién si lo necesita.

Al desecharlo hazlo en un contenedor específico para evitar la contaminación ambiental.

5. No, no, no te toques la cara.

Si tocamos una superficie contaminada con el virus y luego nos llevamos las manos a los ojos, la nariz o la boca, estamos introduciendo el virus en nuestro organismo. Si decides llevar guantes desechables cuando salgas a la calle, recuerda que, si tocas algo que tiene virus y te tocas la cara con los guantes, te puedes contagiar del mismo modo que si no los llevaras.

Evita estar tocándote los lentes o jugar con tu cabello, ya que eso acerca las manos a tu cara.

6. Lávate las manos correctamente.

El Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) indica que, para lavarse bien las manos, lo primero es mojarlas con agua corriente tibia o fría, enjabonarse las manos, frotarlas con el jabón hasta que haga espuma y luego restregar la espuma por el dorso de las manos, entre los dedos y debajo de las uñas durante más de 20 segundos. Enjuagarlas y secarlas con una toalla desechable o al aire.

7. Realiza el estornudo de etiqueta.

Seguramente habrás escuchado sobre toser o estornudar de etiqueta, esto es cubrirse la boca y nariz con el ángulo interno del codo para evitar que las gotas de saliva se queden en nuestras manos o expulsarlas a cualquier persona u objeto.

8. Limpia y desinfecta tu entorno y artículos personales.

Es necesario limpiar todos los días tu casa, tu lugar en el trabajo, tu coche o cualquier lugar donde te encuentres y además desinfectarlo, no necesitas artículos de limpieza especiales, solo agua y cloro, es importante que sigas las instrucciones de la etiqueta para evitar algún accidente con el uso incorrecto del cloro.

Limpia y desinfecta además tus objetos personales como celular, llaves, bolsas, mochilas o tus tarjetas si pagaste con ellas.

9. Ventila tu casa y tu lugar de trabajo.

Los lugares cerrados favorecen la transmisión de los virus, por ello es necesario abrir las ventanas todos los días durante un rato, para mantener una buena calidad del aire.

10. Desinfecta los productos que hayas comprado.

Los lugares cerrados favorecen la transmisión de los virus, por ello es necesario abrir las ventanas todos los días durante un rato, para mantener una buena calidad del aire.

Una vez que hayas finalizado todo esto, es recomendable lavarte las manos nuevamente con agua y jabón.

Se que puede sonar complicado realizar todas estás acciones, pero si las vuelves parte de tu día a día verás que se convertirán en un hábito y después ya lo harás de manera automática, y ¿Sabes cuál es la recompensa? Estarás protegiendo tu salud y la de tus seres queridos y evitando contagios no sólo de Coronavirus covid-19, sino de cualquier infección respiratoria.

Tú produces más, Espacio Médico te cuida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *